Un concurso de acreedores es un mecanismo legal que se origina cuando una persona, física o jurídica, no puede hacer frente a los pagos que adeuda. Es un procedimiento mediante el cual, se pretende liquidar las deudas contraídas por el afectado bajo la supervisión de un Juez y con el nombramiento de un administrador Concursal.

Una vez que el deudor se declara insolvente, pueden pasar dos cosas: 1. Que su situación sea temporal, por una falta de liquidez momentánea. 2. Que sea definitiva debido a que, su Activo no es suficiente para cubrir sus deudas

En la web de Doire Abogados encontraréis un artículo más detallado sobre este tema.

Léelo completo